Tag

responsabilidad social corporativa Archivos - Perez Rumbao

Latexando Pérez Rumbao

Instalado en la Estación de Servicio de Pérez Rumbao el primer Desfibrilador Externo Semi-Automático. Se produce en el marco de la iniciativa de responsabilidad social colectiva “Latexando"

Por | blog

“Latexando” es una iniciativa de economía colaborativa en la que actualmente participan más de una veintena de operadores entre grupos corporativos, empresas y comerciantes de Ourense que, en el marco de sus políticas de responsabilidad social corporativa, han coordinado sus acciones con el objeto de hacer de la ciudad un entorno más saludable.
Todos los ourensanos pueden ser potenciales usuarios de un desfibrilador. “Latexando” pretende conseguir un ambicioso objetivo: contribuir a que exista uno de estos aparatos a menos de cinco minutos de cualquier punto de la ciudad en que pueda producirse una parada cardiorrespiratoria (lapso de tiempo dentro del que se considera que la realización de una desfibrilación puede dar lugar a la recuperación del ritmo cardíaco)
A partir del miércoles 20 de Febrero, la ciudad de Ourense tiene un nuevo desfibrilador semiautomático disponible para el uso de la ciudadanía. Este es el primer Desfibrilador Externo SemiAutomático conseguido por la campaña “Latexando” y fue instalado en Estaciones de Servicio Perez Rumbao en Rúa do Progreso, 97. Además, el pasado 16 de enero, en el aula de formación de Cualtis/Mugatra, tuvo lugar la primera jornada formativa realizada en el marco de la iniciativa “Latexando”, por la cual se impartió a los trabajadores de Estaciones de Servicio Pérez Rumbao el curso que habilita para el manejo de un Desfibrilador Externo Semi-Automático por personal no sanitario.
La campaña se ha diseñado de forma que los costes necesarios, tanto para conseguir los desfibriladores, como para impartir la formación necesaria para su uso, sean sufragados mediante la participación colectiva a través de la venta de estas pulseras en los comercios de Ourense.
Actualmente, hay en circulación cerca de 5.000 pulseras, y existen veintitrés puntos de venta por toda la ciudad en los que los potenciales usuarios de los desfibriladores, es decir, los ourensanos, pueden poner en valor su compromiso con su propia salud y la de los que le rodean, comprando una “pulsera latexando” a cambio de una aportación de 3 €.